"La Borriquilla"

"La Borriquilla"

ESTACIÓN DE PENITENCIA






Los hermanos de "Jesús en su Entrada en Jerusalem y María Santísima de Esperanza y Caridad", hermandad cariñosamente llamada "La Borriquilla" en nuestra ciudad, Baeza, realizan su estación de penitencia en compañía de sus titulares, en la mañana del Domingo de Ramos, tras celebrar en su sede, la iglesia de San Ignacio, la Fiesta de las Palmas. Como ya viene siendo costumbre en los últimos años, dichas fiestas se celebran a las 9.30 horas de la mañana y justo a  su término, rondando las 10.45 horas, salen a la calle nuestros Titulares.

Inicia el cortejo procesional la Cruz Guía entre ciriales seguida de la banda de tambores infantil de la hermandad. Tras ellos se inicia el primer tramo abriéndolo un estandarte con la imagen de Nuestro Señor en oleo sobre lienzo y flores bordadas en seda entre palmas labradas y lo siguen inmediatamente,  los hermanos más pequeños ataviados cual hebreos portando  ramas de olivo o pequeñas campanas que anuncia la presencia de Nuestro Señor y su Madre; a la vez el guión continua con hermanos penitentes ataviados con el habito establecido en los estatutos, el cual está compuesto de: túnica de tergal blanca, capa, capirote, fajín y bocamangas de raso verde y calzado oscuro, portando como  típica insignia distintiva palmas blancas. A la mitad del tramo que precede al paso de Nuestro Señor se muestra el libro de Estatutos que da forma a la hermandad.


Ya sí llega el paso de Nuestro Señor.
A lomos de una pollina y aclamado por niños y una mujer que porta a su hijo, se encuentra Jesús entrando en Jerusalem. El Hijo de Dios refleja en su rostro bondad, paz, benevolencia, humildad... dando ejemplo de El Buen Cristiano que más tarde daría la vida por nosotros. 
El paso de plata y alpaca, luce de manera habitual: faldillas en terciopelo verde con pasamanería y encajes en oro, confeccionado con todo el cariño del mundo por hermanas de la hermandad. También es habitual verlo con exorno florar culminado por una palmera natural. 
Una cuadrilla masculina de 36 cargadores  portan y bailan con majestuoso paso  a Nuestro Padre por las calles baezanas.



El tramo de la Stma. Virgen de Esperanza y Caridad lo encabeza un estandarte con su imagen en oleo sobre lienzo y bordados sobre seda, situado entre palmas labradas; es seguido por más hermanos penitentes, con la particularidad de que, es aquí donde se sitúan numerosos hermanos y hermanas, que al igual que Ntra. Madre, son acompañados por sus  bebés penitentes en sus carritos, inculcándoles, ya desde la cuna la fe cristiana y la devoción a 
Nuestros Titulares. 
A mitad de tramo, una bacalá.
Cierra este tramo hermanas de Junta de Gobierno y todas aquellas que lo desean, llevando habito de color y mantilla, dejando ya cábida al paso de palio que porta a Nuestra Madre y que es portado por una cuadrilla mixta de 36 cargadores y cargadoras que transmiten y muestran todo el amor con el que llevan el paso, el cual queda reflejado en el exquisito mimo con el que bambalinas y canastilla cruzan su mirada.
                                                                               

El palio, con bordados en seda (a medio proceso de acabado) sobre maya en oro, dejan pasar el sol de las resplandecientes mañanas de Ramos para que pueda iluminar el rostro de la Stma. Virgen.  Dicho palio, tiene por Gloria, de manera única en Baeza, a Ntra. Patrona la Stma. Virgen del Alcázar.
Sujetan el palio, doce sencillos varales izados sutilmente por ángeles, realizados también en alpaca.
Seis anforitas pequeñas y otras tantas de mayor tamaño sujetan ramilletes de flores que aromatizan el paso. Entre ellas, candelería y velas rizadas a modo de exorno floral hacen más hermosa si cabe la imagen de Nuestra Titular, María Stma. de Esperanza y Caridad transcurriendo desde la iglesia de San Ignacio hasta la Santa Iglesia Catedral, donde nuestra estación de penitencia culmina sobre las 14.30 horas.   



A lo largo de todo el recorrido, los pasos de "Jesús en su entrada en Jerusalem" y "María Stma. de Esperanza y Caridad" son anunciados y acompañados por banda de cornetas y tambores y por banda de música respectivamente, contratadas de manera variable y ajenas a la hermandad, por no disponer de bandas formadas en nuestro seno.

Cabe destacar el jubilo y desenfado con el que la mañana de Ramos, baezanos y visitantes observan nuestro desfile procesional, el cual de igual manera transmite la alegría de todos nuestros hermanos en el Señor, al ser la nuestra una estación de penitencia gloriosa.
















Seguir en mi correo electrónico

Visitas